Posteado por: concepcionistasinmaculadas | 27 enero, 2011

26 de Enero de 1885

26 Enero, 1885

¡Vamos, que es digno de mención el caso! Nos hallamos nuevamente anclados en alta mar. Nuevo rugido de la fiera, que de un empellón nos ha echado muy lejos de la tierra prometida.
Había que ver lo majos y hasta elegantes que para el desembarque todos se habían puesto, y nosotras, que no queríamos desdecir en este punto, pareciendo unas pobres monjitas, rancias y desaliñadas, nos habíamos cepillado muy bien los santos hábitos y con las nuevas tocas, estábamos la mar de decentitas, rebosando contento y alegría; pero, cuando creíamos poder pisar a las poca horas tierra fernandina, cambia repentinamente la dirección del viento, se levantan imponentes las olas, zarandeando de lo lindo nuestro pobre velero, y como si un soplo infernal empujara la proa, en poco rato, hemos perdido de vista la tan suspirada isla; pero esta vez hemos permanecido tranquilas, serenas, con la más completa confianza de llegar sanas y salvas a nuestro destino; bien convencidas de que al ver Satanás que, a pesar de sus amenazas, no conseguía impedir nuestro arribo donde tiene asentados sus reales, en su rabioso despecho, trataba de fastidiarnos, ya que no podía otra cosa. Si hubiese tenido bastante poder, con qué énfasis nos hubiera dicho aquello del Señor a Moisés: `La visteis, pero no entraréis en ella.’ Mas no; contra todos sus maleficios, con la ayuda de Dios que vuelve por nosotros, pensamos ganar, esta noche, lo perdido.
Todos comentan el lance y la animación y entusiasmo crece a cada nueva victoria. Van a levantar anclas pues el tiempo está espléndido. Sosegado ya el mar, sus olas se acercan tímidamente, como avergonzadas de su rebeldía. Suave brisa vespertina refresca nuestras frentes. El cielo sereno y tachonado de estrellas convida a pasar la noche en vela, meditando y contemplando cómo nuestra pobre “Ferrolana” adelanta veloz, cual ligera gaviota que apenas roza la ondulada superficie. ¡Oh!, sí, mañana a estas horas estaremos ya en la capital fernandiana, en Santa Isabel.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: